DÍA MUNDIAL DE PREVENCIÓN DEL SUICIDIO: Crear esperanza a través de la acción

Actualmente el suicidio es la principal causa de muerte no natural en adolescentes entre 14 y 29 años. Constituye uno de los problemas de salud pública de España a pesar de ser un tabú desde hace años. Los datos muestran la urgencia de trabajar en ello. En España se quitaron la vida 3.671 personas en 2019, según los últimos datos definitivos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Son diez personas al día. Una cada dos horas y media.


Los suicidios y los intentos de suicidio tienen un efecto dominó que afecta no solo a las personas, sino también a las familias, las comunidades y las sociedades. Los factores de riesgo asociados al suicidio, como la pérdida laboral o financiera, el trauma o el abuso, los trastornos mentales y por uso de sustancias y las barreras para acceder a la atención médica, se han ampliado aún más con la COVID-19.


Sin embargo, el suicidio se puede prevenir. El estigma social y la falta de conciencia siguen siendo los principales obstáculos para la búsqueda de ayuda para el suicidio, lo que pone de relieve la necesidad de campañas de alfabetización en salud mental y contra el estigma.

No siempre se puede saber si alguna persona de nuestro entorno inmediato está pensando en el suicidio, pero hay algunas señales de alerta que pueden hacer sospechar:

  • Habla acerca del suicidio, o expresar frases como "desearía no haber nacido", "quisiera estar muerto", o similares.

  • Intenta obtener medios para hacer efectivo el suicidio.

  • Retraimiento extremo.

  • Cambios de humor.

  • Preocupación por la muerte.

  • Sentir impotencia y desesperanza ante una situación.

  • Abuso de alcohol y drogas.

  • Hacer cosas autodestructivas e imprudentes.

  • Despedirse de las personas como si fuera a ser definitivo.

Cualquier persona es clave en la prevención del suicidio, con medidas como:

  • Concienciarnos sobre el tema del suicidio y sensibilizar a otros.

  • Conocer las causas del suicidio y las señales de alerta.

  • Mostrar cuidado y ayuda a las personas que se encuentran en situaciones difíciles.

  • Cuestionar el estigma asociado al suicidio y a los problemas de salud mental, compartiendo nuestras propias experiencias.

Las personas que intentan suicidarse con frecuencia están tratando de alejarse de una situación de la vida que parece imposible de manejar. Muchos de los que cometen intento de suicidio están buscando alivio a:

  • Sentirse avergonzados, culpables o una carga para los demás

  • Sentirse como víctimas

  • Sentimientos de rechazo, pérdida o soledad

Muchas veces que podemos pensar que el suicidio es egoísta o cobarde, pero es la única forma que ven muchas personas de acabar con el sufrimiento.


13 visualizaciones0 comentarios